martes, 14 de julio de 2015

Otra piada brasileira


Como ya hice un par de veces, reproduzco una piada brasileña que encontré y como en esas ocasiones la reproduzco en su idioma original, que a mi entender ambienta mejor la historia, pero de nuevo añado la traducción hecha por mí.

O tatu


O advogado tava viajando de carro pela BR, um tatu foi atravessar na frente do carro e o motorista parou e pegou o tatu. Colocou no porta malas e seguiu viagem. Lá na frente uma blitz da federal parou ele. Pediram os documentos, pediram pra ele descer do carro e abrir o porta malas.

Lá dentro o policial viu o tatu e falou: cara, vc é louco. Esse animal é selvagem, isso vai te dar cadeia. Se eu chamar a policia ambiental vc tá frito.

O advogado disse: bem capaz, esse tatu é meu. De estimação. Tá comigo desde novinho. Se vc soltar ele no chão eu dou dois assobios e ele volta do meu lado. Ele é treinado.

O policial falou: duvido.

Então solta ele pra vc ver, disse o advogado.

O policial pegou o tatu, soltou no chão e o tatu correu pro mato.

O policial falou pro advogado: agora chama o tatu de volta.

O advogado disse: que tatu?

********************

El armadillo

Un abogado viajaba en su coche por una carretera del país, cuando un armadillo apareció delante del coche y el conductor paró de inmediato y cogió al armadillo. Lo colocó en el maletero y siguió viaje. De repente, un control de la policia federal le hizo parar. Le pidieron los documentos y también que se bajara del coche y abriera el maletero.

Allí dentro el policía vio el armadillo y dijo: tío, usted está loco. Ése es un animal protegido, eso le va a costar la cárcel. Si llamo a la policía de medio ambiente está usted frito.

El abogado dijo: pero bueno, ese armadillo es mío. Es mi mascota. Lo tengo desde que nació. Si usted lo suelta en el suelo, doy dos silbidos y él vuelve a mi lado. Está entrenado.

El policía dijo: lo dudo mucho.

Entonces suéltelo para que lo vea, dijo el abogado.

El policía cogió el armadillo, lo soltó en el suelo y el armadillo corrió y desapareció en la maleza.

El policía dijo al abogado: ahora llame al armadillo de vuelta.

El abogado respondió: ¿qué armadillo?


Un consejo: nada de bromas con la policía ni en Brasil ni, por descontado, en España, en especial ahora que nuestro gobierno ha dado un paso adelante en el recorte de libertades. Es posible que se libre de una prueba que le incrimina, como hace el protagonista de la piada, pero seguramente le partirán los dientes.

No hay comentarios: