martes, 15 de septiembre de 2015

Juventud como estado permanente (y 3)

portada de la Gaceta Universitaria
Se me ocurrió escribir una entrada sobre algunos aspectos llamativos de la juventud actual, pero como me suele pasar, me animé y me pasé del espacio recomendable para no aburrir al que lee, así que lo reduje y redacté la segunda parte, que debería haber sido la final, pero… hoy veo en un diario digital que está entre los tres más leídos del país –al menos eso dicen ellos– un artículo y un vídeo que me han puesto los pelos de punta y me han impulsado a hacer una tercera y última parte de estas reflexiones dedicadas a la juventud.

El vídeo es una encuesta-entrevista hecha a un par de grupos, chicos y chicas vascos al final de su adolescencia o mayores incluso. Parecen encontrarse en Bilbao e incluso uno viste una camiseta del equipo de fútbol local; hay entre ellos uno de raza negra, aparentemente segunda generación por su buen castellano y un extranjero del centro o norte de Europa que habla con acento. El tema era lo que en el País Vasco se piensa sobre los andaluces, así que la primera pregunta fue cuál es la comunidad autónoma más inculta de España. La respuesta es una joya del conocimiento profundo: Lepe. Cuando el encuestador insiste en lo de «comunidad autónoma», otro dice Sevilla. Gente ilustrada...

Ya situados en el tema andaluz, el entrevistador pregunta qué les parecen los andaluces. Las chicas dicen que son graciosos y alegres, pero ellos afirman con firmeza que son vagos, que no saben hablar y al pedirle que resuman su opinión en tres palabras las respuestas repiten calor, vagos, flamenco, toros y alcohol –ya se sabe del éxito de las sociedades abstemias en el País Vasco, además Bilbao tiene el nivel sonoro ambiental más alto de España y los horarios de fiestas más permisivos (El País 29/8)–. El chico negro dice que en Andalucía tienen una educación muy atrasada y el guiri, que no por casualidad es el más enterado, dice que sin conocer datos no se pronuncia, ¡pobre, como si en este país el desconocimiento de una materia impidiera pronunciarse sobre lo que sea!

Pasando al terreno de lo concreto, pregunta de dónde era Picasso y las respuestas son que italiano, francés o portugués, ni uno sabe que es español, es más, una chica insiste que siempre se lo enseñaron así en el colegio, que era italiano. El único que contradice a los demás afirmando que era español es el norte-europeo, el mismo que responde acertadamente a casi todas las preguntas. Un componente del grupo, erudito, dice que Picasso pintó la Mona Lisa.

Pregunta al grupo si les suena Lorca, Alberti, Velázquez, Juan Ramón Jiménez, Machado… uno se apresura a decir que son nombres patéticos –¿qué querrá decir con eso?– y otro, más ilustrado, dice que son poetas viejos. Sobre quién fue Albert Einstein uno contesta rápidamente que era un científico loco, otro que «le cayó una manzana en la cabeza y se puso a decir cosas» y el chico norte o centro europeo que enunció la teoría de la relatividad.

Hay más perlas, pero no merece la pena un relato detallado. Algún lector dirá despectivamente… ¡casuística!, por eso voy a exponer aquí algunos resultados de una encuesta realizada entre 6.000 personas por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología. Resulta que Internet es la fuente de la información científica para el 84% de los españoles de entre 15 y 24 años –libros, ni en sueños–, y para el 78% de los ciudadanos de entre 25 y 34 años. Pero el 31,4% de los jóvenes consideran sus conocimientos científicos de nivel bajo o muy bajo, ¡lo afirman ellos mismos!

Que nadie saque conclusiones erróneas. Tengo que confesar que yo mismo no tenía ni tengo una elevada opinión sobre el nivel cultural de los andaluces en general, hasta que comprobé que no hay diferencia notable entre ellos y los habitantes de otras comunidades, lo que ocurre es que al ser tan extrovertidos es más evidente su penosa falta de conocimiento. Luego pude verificar que el silencio de los habitantes de otras zonas, más callados, simplemente muestra que no tienen nada que decir (aunque para algunos quizás sea más agradable ese silencio).

Para finalizar, unos datos más de aquella encuesta, que en este caso están referidos a la totalidad de la población y no sólo a los más jóvenes. Según parece, el 30% de los españoles está convencido de que los hombres convivieron con los dinosaurios y que el Sol gira alrededor de la Tierra.

Otro día, más.

1 comentario:

TE ATRAPARE dijo...

No he podido para de reír, muy bueno. Así a ver si queda claro de una vez, que lo de la supuesta superioridad cultural vasca y catalana es una fantochada mas, de estos payasos de dirigentes que tienen por estos lares.
un saludo.