domingo, 6 de septiembre de 2015

No me resisto



Estaba «hojeando» esta semana los periódicos digitales de más difusión, como hago habitualmente, cuando una foto me llamó la atención. Se trataba de una de esas colecciones de fotos del día que muchos de estos diarios tienen y que con frecuencia pasan foto de una a otra de la colección sin que uno tenga que hacer nada. Nada es lo que yo hice y quiso la suerte que cuando le eché el ojo encima luciera la imagen que incluyo más arriba. No me resisto a la tentación de publicarla, porque me parece indicada para el momento que estamos viviendo en este país.

Como no se ha descubierto todavía el límite del ridículo al que pueden llegar ciertos ciudadanos, pensé de inmediato que se trataba de eso mismo que con seguridad a ustedes también les sugiere, incluso más aún tratándose de un disfraz de pavo real, aunque luego comprobé que no procedía de donde parecía, la imagen pertenece a un lugar bastante lejano.

No quiero que otros se pierdan la visión, así que la descargué para que mis lectores compartieran el placer y la sonrisa, aquí la presento para que disfruten (no olviden que en general, si pinchan sobre cualquier ilustración del blog, podrán verla en mayor tamaño e incluso guardarla de recuerdo). Por cierto, la foto corresponde al carnaval de Jember, en Indonesia.

No digo más porque es un asunto que me aburre, no quiero preocuparme demasiado por ello y ya he publicado varios artículos sobre el tema en los casi 6 años de existencia de este blog.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo que no dices es que esta señorita pavo estaba patrocinada por el Sr. Mas,como podrás comprobar por su atuendo. Quizás esté preparando una embajada en Indonesia donde todavía no tienen representación diplomática.
Angel